sábado, 15 de septiembre de 2018

Piedad, alma y tumba.

La piedad...
Es, la maldita calma.
Un regalo de la paz, al corazón, 
que ata un nudo de espantos.

Es, encerrar a uno, 
para dejar vivir al otro.

Amor, que se desespera
y llora por las esquinas.
Por donde torpemente perdonan
pecados que nunca fueron.

Y al mirar la torpeza
se ve uno, a sí mismo, temeroso.

Tener piedad, es morir antes,
sin nada mas en las manos
que dedos llenos de intenciones
y esfuerzos sin premios.

Para pedir perdón, a nadie,
y ver besos que tropiezan en el aire.

viernes, 8 de junio de 2018

deseo de padre.

Quien te agranda el corazón, para esconderte.
 y pone las manos para sujetar tus tantas caídas,
quien te dice verdades, realidades solamente
recogidas entre paños de palabras  no perdidas.

Quien te ama solo por ser tan penitente
por vivir entre la duda y la calma no tenida
quien no duerme si en tus sueños no hay relente
que enfrié los temores que te agrían.

No hay mal que duela tanto como el día
ni dolor que cicatrice con tanta herida
las palabras que tanto hieren al penitente
solo curan si en el olvido van partidas.

Tanto es que mi trabajo, es de pega y recogida
de azúcar y escucha remontada
nada hay que no se esconda entre la nada
solo ganas de sentir tu cercanía.

Aquí estoy viviendo tus recelos
haciendo que tus miedos sean mis heridas
deseando que el dolor que tanto aguarda
obre en mi como puerto de salida.

martes, 2 de mayo de 2017

Recuerdo de un amor casi vencido

Después de tantos desiertos tenidos
nos toca caminar, por un nuevo lugar, ahora,
y las huellas, que hacen camino, forman grumos
y se convierten en momentos tristes recibidos.

Pasos, que al paso, salpican decididos
sobre cristales rotos, reflejo de lo unido,
charcos profundos de lamentos mojados
en el umbral del amor mas contenido.

Todo se aviene como marea lenta del despido,
ola de la luz en sincronizada armonía,
lagrimas que caen apuntando a lo vivido,
como causa suficiente de perder la sinfonía.

Sonidos destapados sobre sueño desprendido
arena sin alma, de esperanza ya cocida
que separa del umbral de la sorpresa
lo real del amargor del sin sentido.

Pensamientos que da,  no tenerlo comprendido
deseos por recuperar lo que ahí estaba
no es mas que el dulce sueño en el olvido
o el baúl, del alma gemela, que ahí guardaba.

Solo que en el recuerdo que otrora quedaba
no es suficiente camino en rebeldía
remediar que aparezca el vacío, día a día,
cambiando el amor por dolor al recordarla.

Ya no hay falsedad en la bancada
ya no hay sobre la mesa, nada de nada,
todos los minutos que ahora  pasan perdidos
se encojen, livianos, desoyendo la llamada.

Realidades....

¿Somos infinitos?
o somos solo un tramo
una idiotez, un esfuerzo
o el fondo de la despensa.

¿Somos ,o tan solo estamos?
sin necesitar quedarnos,
aguantamos el paso del tiempo
para entre sentimientos, devorarlo.

¿Estamos o cumplimos?
al venir sin quererlo,..
¿porque nos consumimos?.

¿Cumplimos porque queremos
o nos fatiga el no saber
el contenido de este universo?.

No.....
No creo que seamos infinitos
guardamos en calor los recuerdos,
paseamos por lugares,
nos bañamos en ríos y océanos,
reímos, comemos y bebemos...
pero al final, acabamos muertos.

Muertos en el tramo
ni tan siquiera esperando
muertos sobre la rapidez del todo
vacíos, sin fuerza para detenernos.

No existe universo que nos frene.

lunes, 13 de marzo de 2017

Y si te digo que desear es soñar....

Tantos besos quisiera que me dieras
que se me escapan por montones
como agua suelta que moja la rivera.

Aguas de pasión desbordada
latidos que aumentan al roce,
roce, de tus labios, en un beso con mirada.

¡Quiero tus besos sobre mi boca!,
evaporar miradas, sentir tu lengua
sobre ojos cerrados... imaginación loca.

Quiero el calor que aparece dormido,
tus manos inquietas sobre mi nido
y tu mente repleta, de encuentros desprendidos.

Venas de pasión que se mueven desangradas
roces que contemplan un sentir fluido
marcando en el deseo, la meta deseada.